A la cabeza de un grupo de profesionales del engaño, apodados "Los Entendidos", el misterioso hombre sin nombre (o SN) lleva a cabo una rápida, sencilla y eficiente estratagema para apoderarse de un camión blindado, logrando un botín multimillonario.

Tras ejecutar lo que los medios califican como el golpe de la década, Funboy, el genio del equipo, es secuestrado por los esbirros del Tío André, un elegante sesentón, temido y excéntrico jefe del hampa seria, que tras finos modales y costumbres maternales, oculta intenciones asesinas.

Con el fin de liberar a su compañero (Funboy) de la deuda que le ocasionaría una muerte lenta y dolorosa, El Coqueto y Rodilla aceptan seguir a SN en el desafío propuesto por el Tío André: apropiarse de la corona del concurso de belleza más importante del país.

Sin que nadie lo note, Los Entendidos deberán extraer la corona del concurso y sustituir las piezas plásticas por diamantes verdaderos, que fueron robados por la banda del Tío André, para luego devolverla a su lugar sin despertar sospechas.

De esta manera la corona, ahora con una carga ilícita de piedras preciosas, viajará sobre la testa real de la ingenua y recién nombrada reina, hacia Filipinas (sede de un famoso concurso de belleza internacional), donde la espera nada más y nada menos que el Sr. Tanaka, despiadado asesino y empresario del crimen de categoría mundial.

Haciendo alarde de su frío temperamento, SN persuade al Tío André de que la única oportunidad para extraer la corona y reemplazar las joyas, se presentará en la misma noche del concurso, durante la transmisión en vivo y ante la mirada de millones de telespectadores.

Ante semejante plan y convencido de que esa noche va obtener la última risa, El Tío André espera ansioso el desfile de la reina para descubrir quien se corona primero...